La Delegación del Gobierno abre tres expedientes sancionadores por desobediencia grave a la autoridad durante la manifestación del 8 de marzo.

13-06-2019

13 de junio de 2019.-  La Delegación del Gobierno en Madrid ha incoado procedimiento sancionador como consecuencia de tres actas de denuncia extendidas por agentes de la Policía Nacional, por presunta infracción del artículo 36.6 de la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de Protección de la Seguridad ciudadana.

Los hechos que motivaron las denuncias tuvieron lugar en la Glorieta del Emperador Carlos V de Madrid, al inicio de la manifestación convocada con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Los agentes acuden a la llamada de la Policía Municipal que relata problemas con un vehículo que quería acceder al recorrido de la manifestación.

Los agentes de la Policía Nacional, tras comprobar que efectivamente el camión no contaba con autorización para circular en el cuerpo de la manifestación, denegaron el acceso del vehículo por razones de seguridad, y así lo comunicaron a los interesados.

A pesar de ello, se produce la negativa de las tres personas a obedecer las instrucciones policiales, llegando a retirar la valla de señalización dispuesta para el corte de tráfico que garantiza la seguridad de las personas que libremente se manifiestan.

Tras conseguir recorrer varios metros con el camión, contraviniendo las instrucciones policiales, finalmente es interceptado por un agente que inmoviliza el vehículo, no sin antes negarse a retirarlo por lo que se le solicita la entrega de llaves.

Al mismo tiempo, desde la parte de atrás del camión donde había dispuestos un micrófono y unos altavoces, una de las personas denunciadas arengaba a una masa de unas doscientas personas, teniendo los agentes que abandonar el lugar para evitar una situación aún más complicada.

Como consecuencia de dicha situación, finalmente, no puede retirarse el camión del recorrido, lo que obstaculizó la normal marcha de los asistentes a la manifestación, que en ese punto tenían que ir esquivando el vehículo.

Como ocurre en este tipo de manifestaciones en las que se prevé una asistencia multitudinaria, días antes del 8 de marzo, se celebró en la Delegación del Gobierno la correspondiente reunión de seguridad en la que se informó, entre otros extremos, de la necesidad de disponer de la correspondiente autorización para los vehículos que pretendiesen acceder a la misma, para garantizar la seguridad de los manifestantes, y en aplicación de la alerta de Nivel 4 Antiterrorista.

Los tres expedientes sancionadores incoados lo son frente a tres personas físicas, en momento alguno se sanciona a “Libres y Combativas” ni al “Sindicato de Estudiantes”.

Los procedimientos sancionadores abiertos, lo son como consecuencia de las correspondientes denuncias por una supuesta infracción al artículo 36.6 de la Ley Orgánica de protección de la Seguridad Ciudadana, al haberse producido por parte de los tres sancionados una desobediencia grave a los agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones, que en ese momento, consistían fundamentalmente en garantizar el derecho de manifestación de cuantas personas habían acudido a la convocatoria, manteniendo las necesarias condiciones de seguridad.