Javier Losada celebra la adjudicación de la obra del cruce de Solymar que dará comienzo antes de fin de este año

Javier Losada celebra la adjudicación de la obra del cruce de Solymar que dará comienzo antes de fin de este año

24/09/2020

Javier Losada pone en valor que en este año se den soluciones a dos de los puntos más conflictivos de la circulación en la zona: el cruce de A Rocha y el de Solymar

El delegado recuerda que con este avance cumple lo prometido al alcalde de Oleiros en el acto de inauguración de las pasarelas de Perillo sobre la N-6


El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, ha celebrado hoy la adjudicación de la obra del cruce de Solymar, en el Ayuntamiento de Oleiros, acordada en las últimas horas. “Esta decisión permitirá iniciar la obra en este año”, ha añadido, “con lo que cumplimos el compromiso que reiteré al alcalde de Oleiros en el acto de inauguración de las pasarelas de Perillo”.

Javier Losada se ha pronunciado de esta forma tras la decisión de la mesa de contratación del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que acordó adjudicar esta actuación por un importe de 9.813.642,04 euros. “Se trata del segundo compromiso cumplido en 24 horas del Gobierno de España con la movilidad de A Coruña y su área metropolitana, ya que ayer anunciamos la próxima finalización del cruce de A Rocha en Cambre”. “Con estas actuaciones se facilita la fluidez del tráfico y se mejora la seguridad vial en dos puntos históricamente conflictivos del área, además de hacer realidad demandas tan antiguas como los problemas a los que ahora damos solución”, ha apuntado.

Descripción de la obra

El nuevo enlace en el punto kilométrico 5,2 de la AC-12, que sustituirá a la actual intersección de Solymar, prevé la construcción de una glorieta elevada, la ordenación de accesos y los cruces peatonales con seguridad, a lo largo de 0,6 kilómetros.

El nuevo enlace es de tipo diamante con glorieta superior. El tronco de la AC-12 discurrirá soterrado entre muros pantalla de pilotes, lo que permitirá alojar en el nivel superior del enlace una glorieta en superficie que resolverá los movimientos con la Avenida das Mariñas y la AC-174 (Rúa Areal).

El tramo soterrado de la AC-12 contará con calzadas de dos carriles para cada sentido de circulación, separadas por un sistema de contención de vehículos rígido. A ambos márgenes de la nueva rasante de la AC-12 se situarán los ramales del enlace, que a su vez actuarán como vías de servicio para acceso a las propiedades colindantes.

El proyecto contempla la reposición de servicios urbanos afectados y la ejecución de diversas actuaciones de integración estética y paisajística del entorno del enlace. El procedimiento constructivo de la infraestructura se ha diseñado para que sea posible mantener en todo momento la circulación de tráfico rodado a través de la carretera AC-12, minimizando las afecciones al mismo.

Javier Losada (MP3 · 253.56 KB)